sexo anal por primera vez

Hacer sexo anal por primera vez

El sexo anal ofrece todo un mundo de sensaciones y excitación, además de multiplicar el placer en los orgasmos. Con esta presentación, es normal querer probar el sexo anal, pero requiere mucha paciencia y cuidado.  ¿Quieres probar el sexo anal por primera vez? Te damos algunas claves para que explores de una forma segura y satisfactoria. 

 ¿Cómo hacer sexo anal por primera vez? 

A diferencia de lo que muestra el porno, la iniciación en el sexo anal no es sencilla ni inmediata. Más bien todo lo contrario: se trata de una práctica que requiere paciencia, lentitud, exploración y mucha, mucha, mucha delicadeza.  

Por ello, si te estás planteado hacer sexo anal por primera vez, en Lovers te ofrecemos los siguientes consejos: 

Consejos para tener sexo anal por primera vez

Paciencia y comunicación  

El sexo anal requiere paciencia y confianza, sobre todo en los inicios. Cualquier paso en falso, rapidez o poco cuidado a la hora de dilatar el ano, puede provocar una fisura anal. Se trata de una zona sensible que no se dilata de la misma manera que la vagina, por lo que requiere un cuidado extra a la hora de dilatarlo. La comunicación y el respeto por los límites psicológicos y físicos de la otra persona son claves.  

En LoversParadise te recomendamos iniciarte en el sexo anal con alguien que te inspire confianza y respete tus límites.  La confianza y la seguridad nos inducen en un estado de relajación muscular que ayuda a dilatar el ano. 

Cuidar la dilatación del ano 

El ano no es tan solo una puerta de entrada penetrable desligada del resto del cuerpo. Todo lo contrario: el estado emocional, mental y por supuesto los niveles de excitación sexual influyen en la relajación y, por lo tanto, dilatación anal para facilitar la penetración. 

La conexión, comunicación y confianza son claves para lograr la relajación anal. Por ello, no dudéis en dedicar tiempo a los preliminares: caricias, masajes anales con los dedos o la lengua. 

Te recomendamos hacer movimientos circulares lentamente mientras estimulas otras zonas erógenas y mantienes la llama encendida…todo esto apoyado por elementos como los dilatadores anales o lubricantes que ayudan a tener sexo anal por primera vez sin dolor. Te contamos detalles más adelante. 

Sé generoso/a con la lubricación

Donde hay lubricación hay alegría. Por ello no dudes en aplicar buenas dosis en el ano, el juguete para sexo anal y en los dedos, si vas a jugar con ellos. No te olvides de utilizar un lubricante compatible con el material del juguete. Por último, la saliva no es el mejor lubricante puesto que se evapora fácilmente. 

Facilita la penetración con un buen estimulador

Los juguetes anales son imprescindibles para iniciarse: ayudan a estimular, relajar y dilatar la anatomía del ano para facilitar la penetración. Y bueno, por sí solos también constituyen una potente herramienta de placer. Por ello, te recomendamos nuestro doble estimulador anal y perineal, lo puedes encontrar en nuestra tienda sex shop online.  Con un diseño ergonómico se adapta a cada curva de tu anatomía, para proporcionar dilatación y roce en el punto P. Alcanzarás orgasmos infinitos. 

Si duele es mejor parar

Sí, una máxima que se olvida a menudo en los que practican sexo anal por primera vez. La excitación, la falta de autoconocimiento y comunicación, o la simple relación de dominación-sumisión en ocasiones deja de lado este hecho. Si duele, es necesario parar de inmediato, no es buena señal ya que el sexo anal no debe doler, en un inicio tan solo proporciona una sensación desconocida que quizás provoca una ligera contracción de los músculos anales y nada tiene que ver con dolor. El dolor indica que no estáis haciendo algo bien, yendo demasiado rápido… Y que el ano no se encuentra lo suficientemente dilatado. 

Posturas para tener sexo anal 

El sexo anal para experimentados no tiene límites en las posturas. Sin embargo, para las personas que se inician existen posturas que facilitan y ayudan a controlar la penetración del pene o juguete: 

  1. La cucharita anal: Una postura sencilla que facilita el contacto cuerpo con cuerpo y ayuda a relajar los músculos del ano. 
  2. Perrito anal: Ayuda a abrir el ano y controlar las embestidas. 
  3. El trono anal: La persona que penetra, se sienta en la silla y la otra se sienta de espaldas o de frente. Es una postura interesante que permite estimular otras zonas al mismo tiempo. 

¡Echa un vistazo a nuestra sección de juguetes para sexo anal, y empieza a disfrutarlo teniendo en cuenta nuestros consejos! No te lo pienses más.

Entradas relacionadas