cuales son las zonas erogenas de la mujer

Descubre cuáles son las zonas erógenas de la mujer

Las zonas erógenas suelen confundirse con demasiada frecuencia con los genitales. Y no solo se trata de un error, sino que además se está cerrando la puerta a todo un abanico de sensaciones. Si tienes dudas al respecto, hoy resolveremos parte de ellas, ¡porque te contamos cuáles son las zonas erógenas de la mujer!

¿Qué es una zona erógena y cuáles son?

En primer lugar, hay que definir qué son las zonas erógenas exactamente, ya que de ahí es de donde viene la confusión. Una zona erógena es aquella que cuenta con un elevado número de terminaciones nerviosas. Y por eso, cuando son estimuladas, producen una sensación agradable que puede llevar al placer.

Los genitales, o parte de ellos, se corresponden con lo que se llaman zonas erógenas primarias, ya que es donde el número de terminaciones nerviosas es mayor. El clítoris, con más de 80.000, es el órgano con el número más elevado, y proporcionar placer es su única función. De ahí que las mujeres puedan experimentar orgasmos múltiples y de mayor intensidad que en el hombre.

Las zonas erógenas de la mujer incluyen también el resto de la vulva. Es decir, la parte externa de sus genitales; labios mayores y menores y entrada de la vagina. También, en el interior de esta, se encuentra otro gran desconocido; el punto G. Que más que un punto es una zona en la cara anterior de la vagina que internamente va conectada al clítoris. De ahí que su estimulación directa provoque también orgasmos muy intensos. En el caso del hombre, son principalmente el glande, los testículos y el punto P; en el interior del ano y conectado a la próstata.

En segundo lugar, tenemos las zonas erógenas secundarias, que varían en función de una persona a otra, pero que no muestran diferencias significativas entre hombres y mujeres. Son, simplemente, zonas de mayor sensibilidad, como por ejemplo el cuello, la nuca, el pecho, las orejas, la cara interna de los muslos o el vientre, entre muchas otras.

Provoca más placer en las zonas erógenas de la mujer

Si quieres conocer cómo activar las zonas erógenas de la mujer, tendrás que preguntar a tu pareja dónde siente más placer. No obstante, puesto que en nuestra sociedad el sexo es coitocentrista, demasiadas personas no saben siquiera cuáles son las zonas que más les estimulan, al no dedicar tiempo a las caricias por el cuerpo. ¡Aprovecha esta oportunidad!

Acariciar el cuerpo de tu pareja no solo puede ser un excelente juego erótico, sino que te ayudará a crear una mayor complicidad con ella. Pero, ¿sabes cómo explorar las zonas erógenas de la mujer? A continuación te dejamos algunos consejos.

Crea el ambiente adecuado

Si quieres obtener resultados diferentes, no puedes hacerlo todo igual que siempre. Por lo tanto, te recomendamos que apuestes por una cena romántica en casa, por una película en la que haya muchas caricias o por un buen masaje erótico. Con esta última opción, tendrás el plan perfecto para ir explorando cada parte de su cuerpo. ¡No olvides incluir geles estimulantes!

Deja las prisas para otro día

Para saber cuáles son las zonas erógenas de la mujer, o concretamente de tu pareja, hay que estar dispuesto a dedicarle tiempo. Tal y como sucede con los propios genitales, por muy sensibles que sean, una caricia repentina sin un calentamiento previo, no provocará el resultado que esperas, sino más bien todo lo contrario. Así que lo mejor que podéis hacer es dedicaros una tarde a explorar vuestros cuerpos con mucha tranquilidad.

Como estimular las zonas erógenas de la mujer

¡Ha llegado el momento ahora toca estimular!

De fuera a dentro

La parte interna del cuerpo es más sensible que la exterior. De este modo, debes comenzar desde fuera hacia dentro. Esto es, que los genitales deben quedar para el final, así como las zonas que los rodean, como el vientre o el interior de los muslos.

Puedes iniciar tus caricias con la cabeza, y continuar por las orejas y los labios, seguir por la nuca y pasar por los hombros, y cuando llegues a los brazos, acariciar primero la parte exterior para ir poco a poco hasta la cara interna. Observando las reacciones verás que en esta última la intensidad es mayor, y te ayudará también a conocer cuáles son las zonas erógenas de la mujer.

Juega con los sentidos

Además de usar tus manos, puedes ayudarte de otros objetos, ya sean frutas que permitan estimular el olfato y el gusto, aumentar o disminuir la presión, pellizcar suavemente, incluir juguetes sexuales como los que encontrarás en nuestro sex shop, utilizar aceites afrodisíacos, etc. ¡Todo lo que puedas imaginar! Lo importante es que varíes tus movimientos para que puedas descubrir qué caricias son sus favoritas y dónde.

¿Te animas a descubrir cuáles son las zonas erógenas de la mujer?

Entradas relacionadas